jueves, 3 de septiembre de 2015


«En el oratorio rendimos a Dios el homenaje de la adoración, en el hospital le encontramos personalmente». 

San Cayetano de Thiene