lunes, 14 de septiembre de 2015

El plano de santidad que nos pide el Señor
está determinado por estos tres puntos:
la santa intransigencia, la santa coacción
y la santa desvergüenza.

San Josemaría Escrivá