jueves, 17 de septiembre de 2015



Jesús llama a la puerta de nuestro corazón y nos pide entrar, no solamente por un día pero para siempre"

Benedicto XVI