martes, 4 de agosto de 2015


"Seamos misioneros de la misericordia de Dios, que siempre nos perdona, nos espera siempre y nos ama tanto".

El papa Francisco