lunes, 31 de agosto de 2015


"La misericordia de Dios es como un arroyo desbordado. Arrastra los corazones cuando pasa".

San Juan María Vianney