lunes, 13 de julio de 2015

Todos los pecados desagradan a Dios.
pero más que todos la sensualidad y la avaricia,
que son muy difíciles de curar.

San Felipe Neri