sábado, 25 de julio de 2015

Si queremos que el Espiritu Santo
nos enseñe a orar,
debemos practicar la humildad
y la obediencia.

San Felipe Neri