miércoles, 8 de julio de 2015

Los escrupulosos deben obedecer
ciegamente al confesor
y procurar despreciar sus propios escrúpulos.

San Felipe Neri