domingo, 5 de julio de 2015

La experiencia demuestra que las personas sensuales
se convierten más pronto a Dios que las avariciosas.

San Felipe Neri