viernes, 19 de junio de 2015


“La alegría en el cielo por la victoria del amor crucificado no es plena mientras haya un solo hombre en la tierra que sufra y gima”. 

Santa Teresa de Lisieux