lunes, 1 de junio de 2015



Danos, Señor, esa lucidez necesaria para que se agudice en nosotros el deseo de Ti

Noel Quesson