lunes, 20 de abril de 2015

María estaba obligada, en su cualidad de esposa,
a rogar frecuentemente por san José. Si una buena
esposa es la recompensa de su marido,
¡qué grande debió ser la virtud de José.
que mereció la recompensa de desposarse con María!

San Claudio de la Colombiére