jueves, 23 de abril de 2015

¿Puede amarte más nuestro Señor
que procurándote cruces y humillaciones
que te puedan servir de penitencia?

San Claudio de la Colombiére