lunes, 30 de marzo de 2015


"La cruz de Cristo, abrazada con amor, nunca conduce a la tristeza, sino a la alegría, a la alegría de ser salvados". 

El papa Francisco