lunes, 2 de febrero de 2015


La oración es la fuerza del hombre y la debilidad de Dios.

San Agustín