martes, 17 de febrero de 2015


"En los juicios humanos, se castiga al que confiesa su culpa; en el divino, se le perdona... Bendito sea Dios".

 (Autor desconocido)