viernes, 9 de enero de 2015



 El verdadero cristiano no pierde nunca la paz, porque la paz es un don cristiano".

El papa Francisco