sábado, 3 de enero de 2015

“Veo al Señor cargado de los tesoros de su amor y necesitando almas vacías donde poder depositarlos”. 

Santa Maravillas de Jesús