martes, 20 de enero de 2015

Ní­ger: sin misa dominical por la reacción contra las ofensas a Mahoma

Los obispos han suspendido la celebración eucarí­stica del domingo debido a la ola de violencia. El resultado, diez muertos e incendios y pillajes en diferentes parroquias del paí­s
Por Iván de Vargas
MADRID, 19 de enero de 2015 (Zenit.org) - Los obispos de Níger, monseñor Djalwana Laurent Lompo y monseñor Ambroise Ouédraogo, además del emérito, monseñor Michel Cartatéguy, han enviado este domingo el siguiente mensaje a todos sus párrocos: "Dada la situación en la ciudad de Niamey, pedimos a todas las parroquias de Niamey que suspendan la celebración eucarística del domingo 18 de enero de 2015".
En la capital, numerosas parroquias se han visto afectadas por la reacción de los musulmanes contra el apoyo dado en París a la revista satírica Charlie Hebdo. El resultado han sido cinco muertos. Las parroquias de "Saint Paul, Saint-Augustin, Saint Gabriel, Sainte-Thérèse, Saint-Jean, Saint-Joseph de Niamey han sufrido incendios y pillajes, así como las casas de las hermanas Oblatas, de las hermanas de Getsemaní y de las hermanas de la Caridad". Los prelados también han mencionado la otra gran ciudad de Níger, Zinder, donde 285 cristianos están refugiados en un campamento militar, tras el saqueo de la iglesia, de las casas de los padres y de las hermanas, y de la escuela católica.
El secretario provincial de los Padres Blancos en Níger, el padre Luc Kola, ha explicado que los ataques han llevado también a extremar la vigilancia en los desplazamientos y a prestar atención a los lugares de encuentro, ha informado el Servicio Misionero de Noticias de España (OMPress). 
A raíz de los tristes sucesos ocurridos en el país, el presidente de Níger, Mahamadou Issoufou se ha dirigido el sábado a todos los ciudadanos. En su mensaje, el mandatario se ha preguntado: "¿Podemos aceptar que estas Iglesias que se han quemado lo hayan sido en nombre de nuestra religión?". Además, ha reconocido que en estos últimos cuatro años ha intentando preservar al país de lo que está pasando en Mali, en Libia y en Nigeria, "porque el islam es la paz, la religión del equilibrio, del perdón y de la tolerancia".
Por este motivo, una veintena de ulemas han hecho un llamamiento para acabar con la violencia. "No olvidéis que el islam está contra la violencia. Pido a hombres y mujeres, chicos y chicas, que se calmen. Las acciones destructivas no son toleradas por el islam”, ha exhortado uno de los ancianos musulmanes, el predicador Yaou Sonna, en declaraciones a la televisión estatal en Niamey.
La violencia contra la comunidad cristiana continúa en Níger. El pasado sábado fueron incendiadas 45 iglesias en Niamey durante las manifestaciones contra las caricaturas de Mahoma publicadas por el semanario satírico francés.
El portavoz de la Policía, Adily Toro, ha señalado que en total "45 iglesias, cinco hoteles, 36 bares, un orfelinato y una escuela cristiana fueron saqueados antes de ser incendiados". En las protestas han muerto cinco personas y 128 han resultado heridas, ha reconocido.
"La bandera francesa fue quemada durante esa manifestación contra Charlie Hebdo en Niamey", ha proseguido el portavoz. Las protestas del sábado y el domingo en la capital, donde se han visto "carteles de Boko Haram", han sido similares en Zinder, la segunda ciudad del país, ha explicado. El viernes han muerto cinco personas y 45 han resultado heridas. Además, el centro cultural franco-nigerino de la ciudad ha sido incendiado, al igual que varias iglesias.