jueves, 29 de enero de 2015



"Lo cantaré siempre, aunque las rosas tengan que cultivarse en medio de espinas. Cuanto más grandes y punzantes sean las espinas, más dulce ha de ser mi canto" 

(Santa Teresita del Niño Jesús)