lunes, 3 de noviembre de 2014


Los derechos del hombre no provienen de la generosidad del Estado, sino de la mano de Dios.

 (John F. Kennedy)