sábado, 11 de octubre de 2014



Lo que Eva perdió por desobediencia, María lo salvó con la obediencia. 

San Irineo