miércoles, 1 de octubre de 2014

La hermosa pintura o el bello retrato
no son obra del pincel ni de la pluma.

San Benardo