miércoles, 8 de octubre de 2014

La grandeza de un alma se mide por lo que ama. 


San Bernardo de Claraval)