jueves, 23 de octubre de 2014

La turbación y el miedo al enemigo
desaparecieron pronto,
recobré la paz, que duró
hasta el momento de confesarme

Santa Gema Galgani