miércoles, 15 de octubre de 2014


«¿Qué son los siervos de Dios sino juglares suyos que deben levantar los corazones de la gente y entusiasmarlos con su alegría espiritual?» 

San Francisco de Asís