lunes, 20 de octubre de 2014

Ama mucho a Jesús,
no pongas obstáculos alguno a sus designios,
y ya verás cuánto camino
te hace andar en poco tiempo
sin que te des cuenta. No temas nada,
porque el Corazón de Jesús
es el trono de la misericordia
donde los miserables son los mejor acogidos,
con tal que sea el amor quien nos levante
del abismo de sus miserias

Santa Gema Galgani