martes, 19 de agosto de 2014

Nuestro cuerpo es solo carcasa





Dos amigos han muerto. Tenían esposas e hijos, tenían un proyecto de vida, ilusiones pero se les truncaron por la enfermedad.

Pero no quiero hablar de ellos hoy. Quiero hablar de la fragilidad de la vida; creemos que la vida nos pertenece, pero no es así: estamos para un rato.

Con la muerte de mis amigos he podido reflexionar sobre el sentido de mi vida. He podido descubrir que tras de mi deteriorado cuerpo hay otra cosa más importante. A veces me quejo de que ya no puedo hacer tal o cual cosa, que me caigo con facilidad… pero ahora me doy cuenta  que es solo una carcasa pasajera, y que un día la dejare para ser completamente feliz.


Aquí estamos de paso y todo lo que tenemos, por mucho aprecio que le tengamos, lo dejaremos, lo material es una cosa que dura poco: lo que nos dure la vida. Como dice mi madre. Todos moriremos desnudos