martes, 6 de mayo de 2014

La importancia del monaguillo

Los monaguillos son los niños que ayudan al sacerdote  a celebrar Misa; normalmente van revestidos. Según la edad se le encomienda diferentes tareas como tocar la campanilla en el momento de la consagración, o en el momento del ofertorio traer y llevar el pan y el vino, o alumbrar con el cirio el evangelio cuando se proclama.

Hoy no se le da importancia a la liturgia, se va a lo cómodo y a lo eficaz, ya apenas hay monaguillos que hagan sus funciones, dando la impresión de que molestan.

Para los niños es una gran experiencia ayudando al sacerdote incluso llegando a ser escuela de vocaciones si se les enseña a “paladear” la liturgia dando como resultado futuras vidas consagradas.

Hay que fomentar así los monaguillos pues son fermento de futuros buenos cristianos, sea en matrimonio, religioso o sacerdotes.