martes, 4 de marzo de 2014

Testimonio de Laura Patricia de la Maza Borja


Laura Patricia de la Maza Borja es una odontólogo mexicana que desarrolla su labor de voluntariado en el Foyer Don Bosco de Kandi (Benín) con 40 niños y niñas en situación de riesgo. Antes de viajar a Africa trabajó en Guatemala y con emigrantes subsaharianos en Marruecos.

Llegar a un país totalmente diferente implica mucha humildad, agachar la cabeza muchas veces a pesar de no estar de acuerdo con lo que se piensa, se dice y se hace. Saber callar para no inco­modar y seguir aprendiendo incluso de mis errores. Todo lleva un tiempo, un proceso y se necesita mucha paciencia.
El 28 de febrero se cumplieron tres meses de mi estancia en Kandi, donde permaneceré un año. Os voy a contar cómo vivimos la fies­ta en torno a Don Bosco, que comenzó días antes con partidos de fútbol de niños, niñas y jóvenes de los distintos grupos. El sábado 25 y domingo 26 de enero fueron los partidos entre los grupos de jóvenes. Los niños y ¡ovencitas del Foyer se prepararon para presentar un sketch sobre Don Bosco, un canto y una danza. Entre los educadores nos repartimos algunas actividades, así que yo me encargué de hacer los letreros de "Feliz fiesta de Don Bosco".
La noche del 31 fue la vigilia de Don Bosco, que estuvo acompa­ñada de cantos, alabanzas y la danza. Desde las 19.30 horas hasta la medianoche... El 1 de febrero por la mañana se llevaron a cabo las actividades deportivas en el estadio... la verdad es que fue impresionante y supe por qué los africanos son muy buenos atletas y lo llevan en los genes.