domingo, 2 de febrero de 2014

LA RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS

Así como Cristo ha resucitado verdaderamente de entre los muertos y vive para siempre, así también Él resucitará a todos en el último día, con un cuerpo incorruptible: «los que hayan hecho el bien resucitarán para la vida, y los que hayan hecho el mal, para la condenación» (Jn 5, 29). (Compendio 204)