miércoles, 2 de octubre de 2013

Aquí no hay nadie.

Dos niños se hicieron muy amigos, e iban a todos los lados juntos. Un día Juanito le preguntó a Mohamed:

-         ¿Eres cristiano?
-         No, soy musulman.
-         ¿Te gustaría que te enseñe mi iglesia?
-         Vale

Así que quedaron al día siguiente para visitar la parroquia; Mohamed estaba un poco asustado de entrar en un sitio prohibido, pero poco a poco vio que no era para tanto.  Juanito le explicaba a su manera las cosas que veían. Llegaron a un sitio muy bonito, lleno de flores.

-         ¿En esa cajita que se guarda? – Pregunto Mohamed
-         Allí esta lo más importante:  AQUÍ VIVE DIOS – dijo en  tono lo más solemne que pudo
-         Pues los cristianos sois tontos o mentirosos
-         ¿Por qué? – le pregunto muy extrañado

-         Porque si aquí viviese Dios estaría lleno de gente adorando,  Y AQUÍ NO HAY NADIE.