lunes, 15 de julio de 2013

Abandonarse


El Papa, pese a que Argentina este cerca de Brasil, no viajará a su tierra. Esto me hace reflexionar porque ya el Cardenal Jorge Mario Bergoglio ha dejado de existir para convertirse en el Papa Francisco; seguramente que tenía trabajos por acabar, proyectos que le ilusionaban… se marchó a Roma con un “hasta dentro de 15 días”, pero los caminos del Señor son misterios… no volvió: dejo sus quehaceres por terminar, sus citas suspendidas, quizás documento a medio redactar… para convertirse en el Papa Francisco.

A veces Dios nos pone cosas en nuestras vidas que no la esperamos… acontecimientos, personas, etc y nos preguntamos el porque “como lo bien que  estaba antes”. Debemos, y yo el primero –tengo- que ponernos en Sus manos, y no mirando a las cosas que debemos sino dejándonos –dejándome- llevar por sus Caminos


Padre, me pongo en tus manos.
Haz de mí lo que quieras.
Sea lo que sea que hagas de mí,
 te lo agradezco.
Estoy dispuesto a todo,
lo acepto todo,
con tal que tu voluntad se cumpla en mí
y en todas tus criaturas.
No deseo nada más, Padre.
Te confío mi vida, te la doy
con todo el amor de que soy capaz.
Porque te amo y necesito darme a tí,
ponerme en tus manos,
sin limitación,
sin medida,
con una confianza infinita,
porque tú eres mi Padre.

ORACIÓN DE ABANDONO – Charles de Foucauld