jueves, 15 de marzo de 2012

Nuestros enemigos no son los que nos odian., sino aquellos a quienes nosotros odiamos. . .


Un ex-convicto de un campo de concentración nazi
fue a visitar a un amigo que había compartido con él
tan penosa experiencia.

”¿Has olvidado ya a los nazis?”
le pregunto a su amigo.
“Si”, dijo este.

”Pues yo no. Aún sigo odiándolos con toda mi alma.”

Su amigo le dijo apaciblemente::

”Entonces,
aún siguen teniéndote prisionero.”

Tony de Merllo