miércoles, 30 de noviembre de 2011

LAS LUCES QUE CIEGAN EL ALMA


Queridos hermanos.

En estos días nuestras calles se llenan de luces y color, el ambiente navideño nos empuja a la calle, hacer compras, comer, y un largo sinfín.
Nosotros, los cristianos, preparamos la cuna en nuestros corazones para posar sobre el al Mesías.
Os deseo un feliz Adviento; que las luces de la Navidad no nos ensombrezca el deseo de preparar dignamente el gran acontecimiento.
            FELIZ ADVIENTO

viernes, 11 de noviembre de 2011



Hay que saber compaginar la vida religiosa con la vida de cada día